• Amparo Piñeirua

Años, ¿Qué aprendí?




Como en otras ocasiones, te propongo un ejercicio que hace poco yo misma hice. Toma una hoja de papel doblada en todos los cuadritos que te sean posibles, luego ábrela y en cada cuadrito escribe de menor a mayor el año que te acuerdas que significo algo importante en tu vida, no importa si fueron cosas buena o malas y luego escribe que te dice cada uno de esos años, el recordarlos simplemente ya te van a ayudar y el verlos a la distancia con todos esos cambios que la vida te va dando día con día e incluso minuto a minuto de los que ya hemos hablado en otras ocasiones te hará recordarlos ya con otra visión y otra madurez pero también al recordarlos te permitirá aprender y pasar a tu conciencia estos acontecimientos y claro aprender, acomodar y dejar todo esto listo en tu “closet” y así proseguir en el camino de la vida ya con la mayor parte de cosas procesadas y esto hará que tu caminar sea mas ligero y por que no mas sano.

A veces cuando entras en esta dinámica te das cuenta que hay algunas cosillas por ahí que no están del todo o nada resueltas y simplemente las dejaste pasar por que te producían mucho dolor, vergüenza, tristeza, angustia, y las dejaste arrinconadas y arriba les pusiste muchas cosas y mantas para no tenerte que acordar de ellas y ya no sufrir. Eso puede ayudarte por un tiempo y así piensas que ya paso y ya lo superaste pero no es así, por que cada vez que cruzan por tu mente las vuelves a apartar con violencia pues no soportas ni siquiera un segundo recordándolas .Otras sin embargo quizá fueron cosa maravillosas como el nacimiento de tus hijos, viajes momentos que te vuelven hacer vibrar y también te pueden dar hasta nostalgia por no poder estar ahí en ese momento en que los recordaste. No quiero decir ni mucho menos que tan solo con hacer este ejercicio todo en tu vida por arte de magia mejorara, pero si es un buen comienzo para que le pongas un poco de luz al camino que recorriste y al que esta recorriendo en este momento. Cuando en tu caminar no resuelves cosas importantes se quedan ahí y aunque tu creas que si no las ves no existen, si existen y se van pudriendo y llega un momento que el olor ya no te deja continuar.

Échale un vistazo a tu vida y date la oportunidad de aceptar, llorar, reír recordar, vivir lo que paso y seguro dejaras rencores, enojos frustraciones, amarguras, tristezas que causaban una carga pesada que casi te doblaba la espalda y puedas continuar mucho mas contento y reflejando esa mejoría y por que no alegría a los que están cerca de ti.

Inténtalo y me platicas como te fue. Espero tus comentaros.

Esta es Amparo reportándose

2 vistas

©2019 Cuéntamelo Todo.