• Amparo Piñeirua

Gyms



Hoy hablare de un tema muy trivial y que únicamente tiene, que ver con un pensamiento después de la observación de estos lugares, en realidad se me hacen divertidos, siempre y cuando no este yo en ellos .

Cuando yo era joven no había tanto amor por este tipo de ejercicio en realidad los gimnasios eran para personas que hacían deporte de alto rendimiento, como para competir en olimpiadas, competiciones entre continente, naciones o a nivel nacional, los boxeadores en fin este tipo de personas y el resto no era tan fácil como lo es hoy acceder a los gimnasios y usarlos regularmente, yo no me acuerdo que mis amigas ni mis familiares fueran al gym ni que se hablara de ese tema , en los condominios tampoco era común encontrártelos ni tampoco los pedías como hoy que son indispensables para poderlos vender aunque nunca los uses, en fin los tiempos cambian y los hábitos también , quizá en aquellos tiempos se caminaba mas, se usaba menos el coche y las personas no necesitaban ejercicio extra.

A mi la verdad el ejercicio que siempre me ha gustado es mas por ejemplo jugar voleibol, basketball, aunque caminar también me ha gustado bastante, pero definitivamente lo que mas me gusta es bailar y bailaba en mi casa frente al espejo, en bodas y donde fuera que se pudiera bailar, un poco después mi madre me inscribió en una clase de baile y ahí baile casi toda mi vida eso para mi aunque no lo veía como ejercicio, si lo hacia y me cansaba bastante.

Fue pasando el tiempo y los gyms se pusieron de moda yo desde luego tampoco los usaba no me llamaban mucho la atención eso de hacer ejercicio hasta desfallecer no era realmente lo mío . Pero lo que si empece hacer bastante regularmente fue caminar, por eso de que era bueno para la salud en todos los aspectos, te llegaría de forma mas regular sangre a todo el cuerpo, te daría mas flexibilidad no engordarías etc. Etc.

En una ocasión hicimos un crucero y yo pensé que esa era mi oportunidad de ingresar en un gimnasio, pues los días que no desembarcabas no se podía hacer ese ejercicio y entonces me encamine al del barco, la verdad cuando entre me pareció un verdadero manicomio, personas que caminan parar llegar a ningún lado, que se montan en una bicicleta con el mismo objetivo, que reman con idéntico resultado, solo se escucha el ruido de los aparatos, cada quien con sus audífonos o medio prestando atención a la televisión que tienen arriba de sus cabezas, por supuesto nadie habla con nadie o por que no se conocen o por que el ejercicio no se los permite, entonces a mi me pareció un lugar de zombies, ese día hice ahí mi caminata pero desde luego no volví preferí caminar al rededor de barco por lo menos sentía la brisa del mar y la vista era mucho mas agradable. En fin esto pienso de los GYMS


Esta, es Amparo reportándome.

0 vistas

©2019 Cuéntamelo Todo.