• Amparo Piñeirua

Domingüito

Actualizado: 23 de abr de 2019


Domingo, qué día de la semana, para muchos este día es un conflicto por que es la antesala del lunes en donde todo empieza otra vez, para mi en algún momento también fue así sobre todo cuando tenía que ir al colegio y levantarme muy temprano el lunes o tenia examen o algo no tan agradable que me esperaba al iniciar otra semana, pero con el tiempo eso fue cambiando, mi manera de verlo se transformó . En mi casa desde que vivían mis abuelos el domingo era totalmente familiar, comíamos todos juntos, abuelos padres hijos y la verdad la pasábamos súper bien era la oportunidad de vernos y estar todos juntos. Esta tradición la siguieron mis padres y también nos reunían a toda la familia, los domingos, incluso unos tíos que no tenían hijos también la pasaban con nosotros era una cita obligada y esa tradición se arraigó muy adentro en mi y como es lógico yo también la adopte .

Hoy en día los domingos es un momento de alegría , es emocionante pensar que voy a ver a mis hijos nietos yerno y nuera que comeremos todos juntos y que seguro en la tarde se nos ocurrirá algo diferente para pasarla genial. Yo por mi parte desde el jueves estoy pensando que vamos a comer , trato de que no siempre sea lo mismo y de variarles los platillos para que no se aburran siempre de la misma comida incluso a veces veo recetas en la tele con un chef para variarla lo más que pueda cada domingo aunque claro muchas veces se repite. Mis hijos también siempre traen algo, postre vino, chocolates en fin también siempre muy variado.


A mi marido le encanta hacerles botana y también trata de sorprenderlos con lo que les pone cada domingo, ya estamos todos muy aclimatados, mi marido y yo tenemos todo listo para cuando llegan y la cita es la las 3 de la tarde, todos cooperamos poniendo platos en la lavadora, lavando algunos refractarios o copas y recogiendo mesa, por lo que no se hace para nada pesado para nadie.


Después de comer, salvo cuando están cansados y solo quieren ver tele o dormirse una siesta eterna hacemos diferentes cosas les voy a poner dos ejemplos de dos de nuestros últimos domingos;


Una de ellos era el cumpleaños de mi hija y yo quería que fuera diferente consulte con mis hijos y dieron algunas propuestas pero ninguna se concretó entonces decide que sería como una fiesta infantil, jugamos al juego de los globos en los pies, ya saben te pones globos en los pies y los demás te los revientan, con los globos que sobraron nos mojamos, el juego del sillas, y también un partido de football, acabamos agotados pero nos divertimos muchísimo.


Otro domingo después de comer jugamos maratón y luego fuimos con los perros y todos nosotros al parque de la Mexicana, compramos churros , jugamos con los niños y también la pasamos genial.


¿Tú, qué me dices de tus domingos ?


Esta, es Amparo reportándose.

0 vistas

©2019 Cuéntamelo Todo.