• Amparo Piñeirua

El esquilo



Quizá pienses que cuando se habla de herencia, se trata siempre de cosas materiales; dinero, propiedades, alhajas, pero la herencia va mucho más allá, te heredan carácter personalidad, rasgos físicos, enseñanzas, aprendizajes , te heredan también personajes en la vida como; primos, hermanos, tíos, abuelos, amigos conocidos y también lugares. En mi caso mi padre y mis abuelos de ambas partes me heredaron su tierra que a pesar de vivir en Mexico por que mi padre y abuelos maternos emigraron y nos enseñaron a quererlo mucho muchísimo, aun escucho a mi padre decir cuando muera me quiero quedar en México pues este país me ha dado todo en la vida, pero también me enseño a querer la patria donde nació que es Asturias, España.

Siempre nos traía a esta lugar y nos contaba cuando él vivía aquí y digo aquí por que en este momento estoy por estos lares disfrutando como les he dicho de esta herencia encantadora, si el supiera cómo nos ha inculcado el estar aquí no solo a sus hijos si no también a sus nietos y ahora a sus bisnietos . El que tengas, por así decirlo, dos patrias es verdaderamente emocionante, pues literalmente sin darte cuenta asimilas dos culturas que a veces se parecen y otras no, muchas veces te da la oportunidad hasta de aprender otro idioma, lo cual no es el caso, pero si me dio la oportunidad de conocer este lugar, a profundidad, tener amigos que me reciben con los brazos abiertos cuando llegó y me siento muy bienvenida.

Disfruto de otro estilo de vida, aquí se sale mucho a la calle y se está mucho en el bar tomando algo o con los amigos o con la familia y todos los días dispones de momentos de convivencia, aquí donde estoy el mar lo tienes a la mano, la marea sube y baja mucho entonces hay un gran contraste dependiendo si es pleamar o bajamar. Si estás en el muelle, puedes apreciar las actividades del mar mientras disfrutas de un tinto de verano, un ladrón de manzana, o un cortado, espresso, o café con leche ya si quieres picar algo pues una aceitunas, una tapas que cada bar las hace diferentes, pulpo de feria, pimientos al padrón, almejas a la marinera o calamares, como ven nada mal. Obviamente estas cosas no las puedo disfrutar en México en el disfruto otras también hermosas pero estas no.

Nosotros rentamos una casa en un mini rinconcito a minutos de Castropol, que es el esquilo en donde estamos felices y tenemos una vista al mar maravillosa, tranquila, pues no pasan casi coches y también porque aquí el índice de delincuencia es casi nulo o nulo, incluso podemos dormir con la reja de la casa abierta y sin sentirnos de ninguna manera preocupados por que alguien entre.

Hacemos actividades diferentes como por ejemplo mis nietos están tomando un curso de optimist en donde están aprendiendo a velear van felices y pasan una mañana divertidísima, conviven con otros niños y aprenden.

Esta es Amparo reportándose

9 vistas

©2019 Cuéntamelo Todo.