©2019 by Cuéntamelo Todo. Proudly created with Wix.com

Coffee Maker

CUÉNTAMELO TODO

Estoy empezando algo nuevo, con más pasión que necesidad de hacerlo ......  y me encanta.

Bienvenidos a Cuéntamelo Todo. Un blog original que busca atraparte con sus palabras. Cuéntamelo Todo le ha dado sentido a mi vida. Me encanta tener la oportunidad de compartir mis pasiones y pensamientos con cada uno de mis lectores. Sigue leyendo, ¡y disfruta!

 
 
 
Buscar
  • Amparo Piñeirua

Gran Semana


Estoy durmiendo y los signos de que un nuevo día ya llegó, son los ruidos típicos de las personas que ya empezaron con sus actividades, el canto de los pájaros que en el nuevo día se sienten felices y lo quieren expresar, la luz que a pesar de las cortinas se cuela a mi habitación a mi me cuesta trabajo abrir mis ojos, pero empiezo cómo hago todos los días a pensar qué día es hoy y que tengo que hacer, me doy cuenta que empieza Semana Santa y que mis actividades de trabajo se reducen a un 20% cuando mucho, pero me asaltó otro pensamiento inmediatamente y es el que esta semana quiero vivirla como lo que es sobre todo para mi que soy Católica y quiero hacerla importante . Entonces me despierto bien y empiezo a planear, lo primero se que quiero ir todos los días a la iglesia a rezar por lo menos unos momentos esta es para mi una parte espiritual muy importante es como ir a casa de un amigo a platicar con el y también quiero jueves viernes sábado y domingo ir a los oficios que nos ofrece la iglesia y así empiezo no solo el nuevo día si no la semana completa.

El lunes fui a la iglesia según lo planeado, solo estábamos a la hora que fui un señor y yo y disfrute mucho estar a solas y poder hablar y orar con Dios es algo que me pone en sintonía no solo con él si no también conmigo misma, me da la oportunidad de verme a mi misma y de calificar cual es mi comportamiento donde estoy parada y hacia donde me quiero dirigir, si el camino es el correcto o necesito que Dios me de un Wais para poder continuar, es delicioso tener esta experiencia, el martes pasó lo mismo y el miércoles lo mismo, el jueves ya estaba la iglesia llena y era la ceremonia de el lavado de los pies, mi párroco es un sacerdote que se preocupa mucho de atraernos a la iglesia y siempre trata de que estemos contentos cuando vamos , el viernes yo prefiero también la soledad y el reflexionar en cómo el Dios en el que yo creo vivió entre nosotros fue de carne y hueso para enseñarnos cómo vivir que no llegó acabando con todos o reinando si no que se mezcló con la gente común y corriente y como después de cómo sufrió y lo trataron en esos últimos momentos , traicionandolo, quedándose solo, sin nadie que lo defendiera, insultándolo, golpeándolo, crucificando, escupiéndole, burlándose, aun así pronunció esta maravillosa frase “perdónalos señor que no saben lo que hacen” . Osea que nos enseñó, a perdonar a compadecerse, a ser decente con los demás y ayudarlos, en ser nuestro maestro y no solo en escrituras o libros si no nunca mejor dicho con el ejemplo, lastima que a mi particularmente me cueste tanto trabajo parecerme a el, aunque eso si trato todos los días, pero a veces me decepciono de mi misma.

El sábado asistí a una maravillosa ceremonia, llena de esperanza y luz y el domingo la tradicional misa con música.

Esta es una reflexión muy personal, seguro tu tienes la tuya propia.

Esta es Amparo reportándose

2 vistas