©2019 by Cuéntamelo Todo. Proudly created with Wix.com

Coffee Maker

CUÉNTAMELO TODO

Estoy empezando algo nuevo, con más pasión que necesidad de hacerlo ......  y me encanta.

Bienvenidos a Cuéntamelo Todo. Un blog original que busca atraparte con sus palabras. Cuéntamelo Todo le ha dado sentido a mi vida. Me encanta tener la oportunidad de compartir mis pasiones y pensamientos con cada uno de mis lectores. Sigue leyendo, ¡y disfruta!

 
 
 
Buscar
  • Amparo Piñeirua

Orgullo y Soberbia




Orgullo. Soberbia. Palabras fuertes ¿no les parece?


Pues yo creo que si, aunque por fortuna o por desgracia todos los seres humanos las hemos usado, o las estamos usando en este momento y para adentrarnos en el tema les dire que orgullo por definición es un concepto exagerado de uno mismo y la definición de soberbia es la valoración de uno mismo por encima de los demás.


Si leemos simplemente así las palabras podemos rápidamente pensar.... "Ay no, yo no tengo ninguna de las dos", pero….. ¿estas seguro/a? Cuando queremos tener siempre la razón, cuando despreciamos a otros por su forma de pensar, vestirse, expresarse o sentir, estamos usando las dos y no me refiero a temas mayores aunque también me refiero a las cosas cotidianas de la vida; con el marido, los hijos, las amigas, los compañero de trabajo, en fin, en el entorno en general a mi parecer las dos tienen que ver con inseguridad.

Cuando hay inseguridad tengo que hacerles ver a los demás que lo que yo digo, hago, pienso etc. es la única verdad que existe y esto me lleva a ser muy intolerante y ni siquiera puedo o quiero escuchar lo que tienen que decir los demás y con esto limitas mucho tu existencia. ¿Te imaginas estar siempre en tu mundo sin conocer nada de los demás por que ellos no tienen nada que brindarte? y ademas están mal en todo, por suerte de las dos, la soberbia que me parece que es la menos adaptativa también es la mas castigada por la sociedad y si la usas mucho esta te lo cobrara mas tarde o mas temprano haciéndote a un lado o ignorándote, o dandole el avionazo como comúnmente se dice. Así es que pasemos esta palabrita a nuestro consciente y veamos qué tanto estamos haciendo uso de ella.

El orgullo por otro lado, tiene una parte positiva y otra parte negativa, la negativa tiene mucho que ver con la soberbia pues al tener un concepto exagerado de uno mismo también se cae fácilmente en todo lo anteriormente mencionado y claro tiene que ver con inseguridad en uno mismo. Las personas seguras no hacen alarde de nada. Decía mi padre “la cuba de buen vino no necesita bandera”.

La parte positiva tiene que ver con logros y con autoestima y esto ya cambia la cosa, cuando yo me pongo metas y las cumplo, claro que me puedo sentir orgulloso de mi mismo y que esto aumente mi autoestima y puedo estar contento conmigo e incluso compartirlo con otras personas. Esto no quiere decir que no reconozca los logros de otras personas de mi entorno por las cosas que ellos también van logrando y aquí si estoy aprendiendo tanto de mí misma como de las personas de mi alrededor y con esto creciendo y aprendiendo.

El orgullo muchas veces te impide pedir perdón aunque sepas que es bueno hacerlo, y este te impide hacerlo


¿Tú cuántas veces te has puesto a pensar en estos conceptos en ti mismo/a? quizá estaría bien echarle una checadita.


Esta, es Amparo reportándose.

5 vistas