• Amparo Piñeirua

Sólo una en la Vida


Hoy no quiero dejar pasar este día 10 de mayo para escribir sobre el tema que hoy celebramos “DIA DE LAS MADRES”. Yo se que algunas mamás este día se les hace una ridiculez y a muchos hombres también y otros que dicen que el día de la madre es todos los días, pues quizá tengan razón pero lo que es cierto es que no todos los días nos lo celebran, y una recordadita una vez al año para mi esta genial. No dejo de pensar que es un día extra para estar con lo que mas amo en la vida; mis hijos, sus parejas y por añadidura con mi marido, pero no solo eso si no que también lo paso con un grupo de amigos y amigas muy queridos y sus hijos y nietos, no puedo imaginar un día mas increíble en mi agenda, romper con toda la rutina y hacer algo diferente de todos los días es buenísimo.

Me desperté llena de cariño por todos lados, lindos mensajes, regalos, apapachos, la verdad a mí, si me merece la pena festejar este lindo día.

También me da la oportunidad de darle una recordadita mas profunda a mi mama, aunque pienso en ella a diario hoy no solo quiero pensar, si no escribir de ella. Todos dicen que su mamá es o fue la mejor y cómo comprenderán, la mía también fue la mejor y aun lo sigue siendo a pesar de que murió en el 2004. Mi madre fue una mujer adelantada a su edad pero con valores muy profundos y fuertes. Pasó por tantas cosas en su vida; accidentes de tránsito muy fuertes, en donde casi pierde la vida, malos momentos con familiares, la perdida de dos hijos, pero siempre con una sabiduría fuera de serie, siempre amorosa dispuesta a escucharte, a protegerte, siempre sabia, nunca nos dejaba ver sus sufrimientos. Inteligente, en fin maravillosa. Hoy quiero hacerle un homenaje por este medio que apenas estoy empezando y que espero que donde quiera que estes sepas que fuiste y eres una parte fundamental de mi vida, de mi esencia y de mi ser.

Los últimos años de tu vida me apartaron de ti, te arrancaron de mi vida de una manera brutal y puedo decir que fueron sin duda los peores momentos que he tenido que vivir, pero ahora que estas seguro con Dios te siento cerquita y acompañándome siempre, y conforme voy cumpliendo los años que tu tenias cuando me decías las cosas que quizá en ese momento no entendía, ahora voy cayendo en cuenta y entendiendo así que aun hoy después de tantos años que ya te fuiste sigo teniendo tus consejos cada día de mi vida.


Podría seguir escribiendo a cerca de ti por mil paginas mas pero siempre he pensado que una probadita es mejor, lo demás, lo llevo impregnado en mi mente y mi corazón. Te quiero por siempre y para siempre madre mía.

Seguramente cada uno de ustedes ha tenido o tiene a la mejor madre posible, solo les digo que la disfruten o en su defecto la atesoren como yo lo hago.


Esta, es Amparo reportándose.

0 vistas

©2019 Cuéntamelo Todo.